Cuida tu piel del sol

25 May

1153172725_bronceado2En verano, a todas nos gusta lucir un esplendido bronceado. Ese color canela que nos da un aspecto más sofisticado y sensual.

Pero siempre debemos tener en cuenta, que los rayos del sol, pueden ser nocivos para la salud de nuestra piel y tenemos que aprender a protegerla y tratarla, si la exposición a los rayos solares ha sido muy extensa y nos ha producido quemaduras.

A tener en cuenta que siempre se debe acudir al médico, cuando las quemaduras son de segundo grado, ya que estos remedios no servirán de nada, en esos casos.

Lo primero a tener en cuenta, es elegir el protector adecuado para nuestra piel, normalmente, un factor 15 es suficiente, excepto en las horas en las que el sol esta en su punto más alto, que suele ser entre las 12 y las 5 de la tarde.

Evitar ante todo los productos bronceadores, ya que estos no poseen factores protectores y nuestra piel queda completamente desprotegida.

Recordar que, tras habernos puesto el protector solar, hay que esperar entre 20 y 30 minutos antes de exponerse al sol, para que este sea absorvido por completo.

Si a pesar de todo esto, hemos sufrido quemaduras, aquí tenéis unos cuantos remedios caseros, para aliviar los dolores, el escozor y prevenir que se nos llene la piel de ampollas.

Si aplicamos la pulpa de una manzana a modo de cataplasma, conseguiremos aliviar y refrescar la piel, además de hidratarla, evitando tiranteces molestas y dolorosas.

La estrella por excelencia es el aloe, muy fácil de obtener en cualquier herboristería, o cortando una hoja directamente de la planta, si es que tenemos alguna en casa. Esta planta posee propiedades calmantes y antiinflamatorias, incluyendo la prevención de posibles infecciones. no necesita preparación alguna, una vez cortada la hoja, extraer la parte carnosa y extenderla sobre la piel.

La lechuga es otra gran aliada ante estos problemas, su poder analgésico, nos aliviara el dolor de una forma contundente, simplemente hirviendo unas hojas, dejando enfriar el agua y aplicar sobre la piel.

La tila es otra planta a tener en cuenta, ya que además de aliviar el dolor y refrescar la zona afectada, ayuda al reestablecimiento de la piel, tan sólo con preparar una infusión de tila, dejar enfriar y aplicar en la piel con una gasa, notaremos al instante sus beneficios.

Estos son sólo unos pocos remedios, de los miles que podemos encontrar. Productos naturales que ayudaran a nuestra piel a recuperarse a un buen ritmo.

Pero recordar, las quemaduras solares, son algo muy serio y no hay que tomarlo a la ligera.

Muchos cáncer de piel, aparecen por un mal cuidado de nuestra piel, a la hora de tomar el sol, ante todo precaución.

No comments yet

Leave a Reply