Golpes de calor

3 Jul

calor1Con las altas temperaturas, que este verano nos está proporcionando, debemos tener mucho cuidado con los golpes de calor.

Un golpe de calor, es cuando debido a la perdida de agua y sales minerales, nuestro cuerpo aumenta su temperatura por encima de lo normal, alcanzo los 39º o más.

Ante un caso así, lo mejor es conocer las pautas a seguir, ya que un golpe de calor puede resultar muy peligroso.

Los síntomas para reconocer un golpe de calor son, mareos, desorientación, comportamiento extraño, fiebre, rojez, vómitos, dolor de cabeza e incluso inconsciencia.

Si nos encontramos ante un caso así, las medidas a tomar son las siguientes, mover a la persona hacia un lugar más fresco y alejado del sol. Poner sus pies en posición elevada, si la persona ha perdido la conciencia, debemos desvertirle y aplicarle hielo o prendas mojadas, en las ingles y las axilas.

Poner a la persona afectada cerca de un ventilador, aire acondicionado o abanicarle si es necesario, hay que bajar la temperatura de su cuerpo lo más rápido posible.

Si la temperatura corporal de la persona, ha alcanzado los 40º es mejor aplicarle una ducha fría, hasta que su temperatura descienda hasta los 38º, una vez allí no aplicar más frío para evitar hipotermias.

Controlar en la medida de lo posible su temperatura, ya que si vuelve a subir, hay que volver a aplicarle métodos de enfriamiento.

Siempre se debe acudir a un médico, ya que si el golpe de calor es muy fuerte, la persona implicada podría correr serio peligro. Pero ante todo mantener la calma y seguir estos consejos, que podrían ayudar a mucha gente.

No comments yet

Leave a Reply